Coro

Don Bosco valoró siempre la importancia de música para el crecimiento en la vida de los jóvenes, ya que permite el desarrollo de sus cualidades y aptitudes personales, además de ser un factor determinante en la promoción de la cultura, como elemento para crear un ambiente educativo festivo e integrador y como proyección cultural en el medio y también como futuro desempeño profesional.

Es tan grande la valoración que Don Bosco dio a la música en la educación que llegó a decir que “un oratorio sin música es como un cuerpo sin alma”. Varios testimonios, aun fotográficos, lo muestran rodeado de los jóvenes y salesianos integrantes de la primera banda instrumental de Valdocco, Turín, Italia.

En nuestra casa, el coro nos ayuda a vivir con más fuerza las celebraciones litúrgicas, y a la vez es un punto de unión entre todos los grupos, ya que sus integrantes, en general, también forman parte de otros grupos. Así, el Coro se convierte en expresión de la unión entre los distintos grupos que forman el Movimiento Juvenil Salesiano de nuestra casa.

El preparar los distintos momentos nos ayuda a profundizar el sentido de las celebraciones, y tratar de actualizar en nuestras vidas el misterio y la realidad de Jesús Resucitado, que la comunidad eclesial va haciendo memoria a lo largo del año litúrgico.

En general, nos reunimos durante la semana, y los domingos a las 11 de la mañana animamos la celebración dominical, tratando así de aportar a que la misa sea un profundo encuentro con Jesús.

08 Coro1

08 DB y banda